AYUDAS SOCIALES JCCM

ZAMBRA Y CGT CUENCA EXIGEN LA INMEDIATA CONVOCATORIA DE LAS AYUDAS SOCIALES, DENUNCIAN SU INSUFICIENCIA Y DEMANDAN EL DERECHO A LA RENTA BÁSCIA

 

EXIGIMOS A LA JUNTA DE CALAMIDADES DE CASTILLA LA MANCHA LA INMEDIATA CONVOCATORIA DE LAS AYUDAS DE EMERGENCIA SOCIAL Y DEL INGRESO MINIMO DE SOLIDARIDAD, EXIGIMOS LA RENTA BÁSICA Y MUCHÍSIMO MÁS, UN VERDADERO CAMBIO DE MODELO SOCIAL Y POLÍTICO.

El año 2013 ha comenzado y en  Castilla La Mancha son muchas las personas con bajos salarios, desempleadas con prestaciones escasas o sin ellas y sus familias las que  vuelven a quedar a merced de que la Junta de Calamidades de Castilla La Mancha publique el decreto anual que regula las Ayudas de Emergencia Social y el Ingreso Mínimo de Solidaridad, para poder sobrevivir.

Las ayudas de emergencia social, se definen como prestaciones sociales de carácter económico para situaciones de especial necesidad y / o emergencia social, para afrontar gastos específicos de carácter básico, relativos a la atención de necesidades alimenticias, de salud y vestido, gastos de equipamiento, uso y mantenimiento de la vivienda habitual que impidan el desahucio y corte de suministros básicos.

El ingreso mínimo de solidaridad, se trata de una ayuda periódica, de carácter económico y de duración temporal, destinada a familias que carezcan de medios económicos suficientes con que atender las necesidades básicas de la vida.

Tenemos que recordar que en 2012, en un acto de vileza más, - al que nos tiene acostumbradas el gobierno de la Junta-, este decreto no se publicó hasta el mes de Junio y no se admitió a trámite ninguna solicitud con anterioridad a esta fecha, con lo que la Junta premeditadamente contribuyó a agravar la precaria situación de las personas y familias que más están pagando las consecuencias de esta estafa que llaman crisis, en esta región.

Estas ayudas sociales con las que juega la Junta, que de por sí son de miseria y en el mayor de los casos no ofrecen más que la posibilidad de sobrevivir, sumadas a la escasez del Plan Prepara y la reforma de la prestación por desempleo, persiguen deliberadamente infligir dolor y condenar a la población más desfavorecida a vivir de la caridad mientras consiguen infundir el miedo en el conjunto de la población, para que acepte sin más la bajada de salarios, la pérdida de derechos laborales y sociales y el expolio de todo lo público por parte de los grandes capitales. 

 En nuestra opinión, estas prestaciones sociales al igual que las pensiones no contributivas  deben ser refundidas en una prestación social única que sea reconocida a todas las personas como el derecho a la  Renta Básica, es decir, que reconozcan a toda persona por el mero hecho de serlo, el derecho a percibir de forma incondicional, un ingreso suficiente -igual al umbral de la pobreza-, para poder cubrir sus necesidades básicas materiales. No podemos seguir dependiendo de una economía orientada a la especulación, al lucro y al despilfarro de recursos humanos y naturales en post del mantenimiento de los privilegios de las élites que nos gobiernan la vida, ni podemos seguir esperando la creación de un empleo que ni la patronal ni el Estado están dispuesto a crear. Por otra parte, con estos recursos las gentes de abajo seremos lo suficientemente capaces de reconstruir una economía basada en la cooperación y el apoyo mutuo, orientada al bienestar y más acorde con nuestro entorno natural.

Con esto invitamos a toda la sociedad, a los diferentes colectivos y organizaciones sociales y sindicales de la región, a las gentes desempleadas y precarias, a  que hagan suyas estas reivindicaciones y lleven la protesta de los que menos tienen a la calle, por un verdadero cambio social que nos permita salir de este modelo de sociedad injusto, cruel y fracasado, incapaz de aportar una vida digna al conjunto de las personas que componemos esta sociedad.

 

Suscribirse a RSS - AYUDAS SOCIALES JCCM